Viajero Sustentable

No es ninguna sorpresa que viajar está cerca de nuestros corazones. Nos conocimos mientras viajábamos, visitamos 9 países en nuestra luna de miel, hemos pasado más de 30 meses viajando sin parar por África y Latinoamérica- simplemente amamos vivir en el camino.

Más allá de esto, viajar puede ser bueno para el medio ambiente. Estar en la naturaleza y contemplar su belleza puede inspirar a que la gente aprecie el planeta de una forma en que las fotografías y el video no pueden. Y por supuesto lo mismo aplica para temas de destrucción ambiental. Presenciar por primera vez un bosque deforestado y talado es algo que seguramente nunca olvidarás; pararse al pie de un glaciar que está desapareciendo, será algo que siempre te moverá, te hará sentir mucho más que sólo ver una foto en un libro de cambio climático.

Por otro lado, viajar también puede ser una actividad terrible para el medio ambiente. El turismo masivo es una fuerza destructiva. ¿Cómo puede un ecosistema tan sensible como el de las Islas Galápagos, por ejemplo, adaptarse al desperdicio, ruido y presencia de millones de visitantes al año? Desde Zanzibar hasta el Amazonas, son incontables las historias de hoteles liberando sus desperdicios directamente en los suministros de agua locales o del turista participando en el mercado negro de animales en peligro de extinción.

Una y otra vez, nos hemos preguntado si el simple hecho de estar en algún lugar hermoso y especial, nos hace contribuir en su destrucción.

¿Cómo encontrar un equilibrio entre el deseo de ver el mundo y cuánto queremos preservarlo? ¿Dónde se unen la sustentabilidad y el viaje?

Les presentamos a Elizabeth y Alejandro, los Viajeros Sustentables (the sustainable travelers), una pareja de mexicana y argentino, que armaron un viaje por Latinoamérica para llegar al fondo de lo que significa viajar de una manera sustentable. Tienen una página viajerosustentable.com , que funciona como guía gratuita de turismo responsable y sustentable en Latinoamérica. Recopilan información de destinos y proyectos que trabajan con esta visión. La idea es demostrar que es posible disfrutar el mundo sin destruirlo.


Entonces, ¿qué es turismo sustentable? Para los Viajeros, hay dos partes involucradas: el turista y el prestador de servicios turísticos. De acuerdo con la iniciativa de Viajero Sustentable, un verdadero viajero sustentable es quien “contrata guías locales, compra productos locales apoyando la economía local y no negocia con artesanos (el valor de su trabajo puede ser subestimado algunas veces y muchas veces se paga un precio menor al trabajo real)…” Además, un viajero sustentable respeta los lugares que visita. Se viste de manera discreta de acuerdo a la costumbre local (para no ofender a la gente que vive ahí), se abstienen de participar en rituales y festividades (a menos que sea invitado) y está abierto a probar la cultura del lugar (comida típica, bailes, festivales, música religión, etc.)…”

Lo que más nos impacto de escuchar la ideología de los Viajeros, es que seguramente un viajero sustentable, es también un viajero más feliz. ¿Cuántas veces hemos visto a turistas que ansían vivir una experiencia cultural auténtica y terminan utilizando sólo agencias de viajes gringas, que contratan extranjeros como guías y nunca llegan a conocer a fondo a la gente local? Elizabeth y Alejandro, tienen el mismo sentimiento. “Al ser un viajero sustentable, uno tiene la oportunidad de involucrarse mucho más con la gente y la cultura. Realmente creemos que esa es la mejor forma de conocer un lugar. Muchas veces los viajeros sólo conocen paisajes y nada de la realidad de un lugar”.

¿Qué hay con la otra cara de la moneda? Los prestadores de servicios turísticos.

De acuerdo con Viajero Sustentable, una compañía con visión sustentable, es aquella que “apoya la economía local”, “genera trabajos dignos”, “respeta y valora las tradiciones de los pueblos y dedica esfuerzos para conservarla” y aquella que “no genera un impacto negativo en el medio ambiente y trabaja también en el área de conservación de áreas naturales y recursos naturales”.

Por supuesto, que esto puede tomarse de la manera equivocada. “Algo malo alrededor del turismo ecológico es que se ha puesto de moda y muchos se declaran ‘ecológicos’ por intereses de mercado, cuando en realidad no tienen ninguna conciencia ni acciones concretas en esa área” nos dijeron los Viajeros. Lo cual puede resultar trágico, ya que un turismo sin visión sustentable, puede llevar a la ruina a muchas comunidades. “Hemos visto que muchas comunidades con gran riqueza cultural están perdiendo sus tradiciones y forma original de vida después de abrir sus puertas al turismo. Se pierde la lengua, vestimenta, fiestas, etc. por adaptarse a la cultura del turista. En otros casos de turismo comunitario mejor manejado, sucede lo contrario, siendo el turismo un motor para la reafirmación de la cultura e identidad”.

Algo que es maravilloso acerca de la iniciativa de Viajero Sustentable – es que encuentran gente trabajando de manera correcta en el turismo y lo comparten en su página – y cuando el viaje va de manera sustentable, puede ser increíble… Un ejemplo que Elizabeth y Alejandro nos dieron fue el de una cooperativa llamada Lagarto Real, en Oaxaca, México. “Hace unos años esta comunidad ubicada junto a grandes manglares se dedicaba a la caza del cocodrilo y su comercialización. Cuando éstos comenzaban a escasear, la gente se dio cuenta que su actividad no tenía futuro, no era sustentable. Así decidieron dar un giro de 180 grados en la actividad y seguir utilizando al lagarto como fuente económica, pero con otra visión. ¿Cómo lo hicieron? declararon una reserva natural para proteger a los cocodrilos y ofrecen tours guiados por el manglar a miles de turistas que llegan a la zona. Su nuevo enfoque conserva la biodiversidad a la vez que desarrolla una actividad realmente sustentable. Este es un ejemplo muy claro de como una actividad destructora se transformó en un proyecto sustentable a nivel económico, social y ecológico”. Proyectos como este demuestran que hasta la peor de las actividades puedes ser benéfica si se sabe manejar.

Algunas veces, como viajero, es difícil evitar pensar en que, para conocer el mundo hay que destruirlo. Los Viajeros Sustentables trabajan contra este pensamiento. A través de su guía, a través de sus talleres y conferencias que dan enseñando acerca de turismo sustentable en comunidades locales, universidades a lo largo del camino, a través de fotografías e historias que comparten en su página web, muestran cómo se puede viajar de esta manera. Gracias a ellos, el día que podamos ver el mundo sin destruirlo está más cerca.

One Response to Viajero Sustentable

  1. Querubina says:

    Hola, este es un sitio formidable, lo he marcado para visitarlo nuevamente, muy eficaz , gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>